Viernes, Noviembre 16, 2018
En el año 1946 llegan a Noreña las Hijas de Mª Madre de la Iglesia
 
Al año siguiente la Junta Municipal de Primera Enseñanza presidida por el alcalde D. Amaro Monte, con asistencia del párroco D. Alfredo Barral, la directora de la escuela unitaria de niñas doña Mercedes Cuervo... consideran “útil y beneficioso” para la villa el proyecto presentado por la hermana Mª Antonia Ramírez Hernández de abrir un Colegio con el nombre de Nuestra Señora de Covadonga.
 
Así llegó la misión educativa de Madre Matilde a Noreña. A través de religiosas comprometidas, arriesgas y dispuestas a hacer siempre el bien.
 
“El nuevo colegio se denominará Nuestra Señora de Covadonga, contará con muy competente profesorado y viene a llenar un vacío que se dejaba sentir, ya que en nuestra villa era indispensable el funcionamiento de este Colegio que tan hermosa labor realiza entre la niñez y juventud noreñense”
Diario Región 26/09/46
 
 Sin acobardarse por las numerosas dificultades que los principios de toda obra conlleva, con escasez de recursos humanos y económicos, abren las puestas del Colegio a quien quiera recibir la educación que empezaron a impartir.
 
Es el edificio dedicado a la enseñanza más antiguo de Noreña, ya que anteriormente otras dos congregaciones religiosas: Notre Dame y Sagrada Familia apostaron por esta tarea.
 
Con el paso de los años el Colegio ha ido respondiendo a las demandas de la sociedad y adaptándose a las nuevas necesidades.  Imposible calcular el número de personas que se han educado en él y su cooperación en la vida de Noreña a lo largo de un siglo.
 
El Colegio que comenzó impartiendo educación primaria y clases de labor es actualmente un Centro integrado con trece unidades, todas ellas concertadas en los niveles de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria.
colemaps
 
 
 
Se han realizado ampliaciones y adaptaciones que han dado como resultado el esplendido Colegio que hoy vemos. Está situado en la esquina que da unión a las calles Eulalia del Busto y calle de la Iglesia y conserva en su fachada un escudo de la casa solariega de Doña Eulalia del Busto.
 
escudo
  
Somos continuadores de una labor educativa que comenzó hace más de 100 años y estamos dispuestos a seguir en ella animados por el carisma de Madre Matilde.